La Palma africana, de nombre científico Elaeis Guineensis es también conocida con los nombres de palma africana aceitera, palma de aceite o palma aceitera.

Es una planta tropical originaria del Golfo de Guinea (costa centro-oeste de África) y en el occidente fue descrita por primera vez por el naturalista Francés Michel Adanson.

Crece a altitudes debajo de los 500 m.s.n.m en países tropicales, en el siglo XV su cultivo se extendió a otras regiones de África. En el siglo XV ya se usaba este aceite en América Tropical y en esa misma época llegó a Asia oriental.

La Palma africana tiene características diferentes de la palmera común o cocotero.  La palmera común suele verse delicada ya que tienen un tronco liso  y sus hojas son delgadas, en cambio la Palma africana tiene diversas extremidades pequeñas a lo largo de todo su tallo y sus hojas son mas robustas.

El detalles mas importante que las diferencia es su fruto; los frutos de la palmera común son los deliciosos  y nutritivos Cocos, mientras que el de la Palma africana es una pequeña fruta de color rojizo que crecen agrupadas en una “fruticencia” o racimos que solo sirven de alimento a muchas aves y a algunos animales rastreros y de ellas se extrae el aceite.

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Division: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecalas
  • Familia: Arecacea
  • Sufamiliale: Coryphoideae
  • Genero: Elaeis
  • Especie: Elaeis Guineensis

Cultivo de la Palma Africana

El cultivo de la Palma Africana es muy apetecido por las grandes compañías debido a las ganancias que deja la venta del aceite que se extrae de sus frutas.

Plantacion de Palma Africana Honduras

El aceite es la principal característica por la que se reconoce esta planta, pero muy pocos saben el grave daño que el aceite causa al organismo y las plantas al medio ambiente.

Las personas deben saber que el aceite extraído de esta planta que a diario es utilizado en las cocinas de miles de personas a nivel mundial contiene muchas grasas saturadas que son malas para la salud porque incrementa los niveles de colesterol LDL en la sangre, el aceite de palma también se usa en la industria farmacéutica y cosmética.

La Palma Africana es una planta perenne, eso significa que puede vivir más de 100 años y puede llegar a medir hasta los 40 metros de altura en su estado natural. Pero en los cultivos para extraer el aceite sólo se les permite “vivir” hasta los 25 años que es cuando miden alrededor de 12 metros de altura.

Su cultivo le hace daño al medio ambiente ya que para plantarla  se talan muchas hectáreas de bosques y necesitan grandes cantidades de agua y minerales que extraen  del suelo dejándolo infértil y no permite el nacimiento de nuevos arboles cerca de ella.

De esta manera la Palma africana destruye el suelo, cerca de ellas no puede haber nueva vida vegetal e incluso después de cortadas, en esas tierras no pueden crecer arboles porque la tierra esta muerta. Esto nos debe alarmar y ponernos a trabajar para evitar los cultivos de esta planta dañina ya que menos arboles significa menos oxigeno para los seres humanos.

Daños de la Palma africana al Medio Ambiente

El cultivo y la extracción del aceite de la palma africana causan graves daños a la salud y al medio ambiente.

Fruta Palma Africana

El aceite se extrae de la fruta a través de distintos procesos; para sacar la fruta de los racimos se utiliza vapor.  Para fabricar este vapor se queman como combustible los desperdicios de los racimos, las cascaras y fibras de las frutas, etc.

Este proceso causa muchos problemas al medio ambiente porque la quema de estos residuos contamina el medio ambiente. Otro grave problema es el desperdicio líquido, el cual produce contaminación de oxígeno bioquímico, sólidos en suspensión, aceite y grasa, nitrógeno y ceniza orgánica.

En países desarrollados existen sistemas de tratamiento ecológico de los derechos de la industria de la palma africana para ayudar al medio ambiente y su cultivo es regulado. Sin embargo en nuestro país nada se esta haciendo para detener la contaminación producida por la extracción del aceite de palma y no se regula su cultivo que destruye nuestros fértiles suelos.

Cada día en Honduras se están sembrando grandes cantidades de palma africana, los hermosos árboles de los bosques hondureños están siendo sustituidos por palma africana ante la vista y paciencia de las autoridades competentes que entienden o no les importa el daño significativo que el medio ambiente esta sufriendo con esta actividad.

No olvidemos que el cultivo en grandes proporciones de palma africana contribuye considerablemente ala deforestación y a la destrucción de hábitats naturales provocando de esta manera la extinción de muchas especies de plantas y animales.

No olvidemos también que además de destruir el medio ambiente, el aceite de palma que utilizamos en nuestras cocinas también se utiliza en muchos alimentos procesados que adquirimos en los supermercados,  y este causa problemas severos en nuestra salud.

Comparte esto con tus amigos